Trucos para limpiar el comedor

Trucos para limpiar el comedor

El comedor es una de las estancias en las que más tiempo pasamos del hogar y como consecuencia también suele ser la que más ensuciamos. Por ello, os queremos dar unos prácticos consejos sobre cómo limpiar sillas de comedor sea cual sea el material con el que hayan sido fabricadas.

Generalmente la mayor parte de las sillas de comedor que encontramos en el mercado están hechas en madera, tela, tapizadas o cuero. Para todos estos materiales existen productos de limpieza más o menos efectivos. Pero no son pocos los que prefieren algunos remedios naturales para limpiar sillas de comedor y dejarlas relucientes.

Cómo lavar sillas de comedor de madera

Para limpiar sillas de madera se puede recurrir a algunos trucos procedentes del saber tradicional y del mundo natural. Uno de ellos consiste en mezclar clara de huevo a punto de nieve con amoníaco y aplicar sobre la madera. Por último, pasar un paño seco por la superficie para dejarla limpia y brillante.

Otra recomendación popular sobre cómo limpiar las sillas de comedor de madera es hacer una mezcla de aceite de oliva y alcohol. También da buenos resultados, ya que el efecto es brillante y además hace disimular las rayas.

Usando el aceite de oliva como ingrediente principal para la limpieza de sillas de comedor, también puede mezclarse con zumo de limón. El brillo está garantizado.

Otro buen compañero del aceite de oliva es el vino tinto, sobre todo si se aplica al final glicerina, con la que se crea una película protectora.

Como lavar diferentes tipos de sillas tapizadas

En el mercado se pueden encontrar sillas tapizadas con diferentes materiales: tela, piel sintética o piel natural. En HOMY no nos olvidamos de ellas y por ello también te queremos recomendar cómo limpiar sillas tapizadas, ya lo estén en tela o en piel.

En primer lugar nos vamos a centrar en cómo limpiar sillas de tela en casa. Las manchas en este tipo de materiales, sobre todo en color blanco, suelen ser complicadas de retirar. Pero si se actúa rápido, estos remedios para limpiar sillas pueden ser muy efectivos:

–    La sal, sobre todo para manchas de vino tinto
–    El bicarbonato de sodio: se deja actuar y posteriormente se retira con aspiradora.
–    Otras soluciones líquidas, como el agua oxigenada, el agua carbonatada, la leche o el amoníaco, este último con especial cuidado, pues es abrasivo     y sobre el color puede ser agresivo.

Para limpiar sillas tapizadas o taburetes de piel, la mejor solución es la mezcla de agua destilada y gel de baño líquido hidratante para limpiar sillas. Importante que el agua sea destilada para que el cloro no dañe el cuero a la larga. La mezcla se ha de retirar con un trapo húmedo al inicio, para después terminar con otro seco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X